El uso de cascos con pésima resistencia a impactos, hizo que el Gobierno colombiano creara un nuevo reglamento técnico jurídico.

Ante el creciente fallecimiento de motociclista en el país, el Ministerio de Transporte de Colombia y la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), realizaron una revisión a los factores que llevan al incremento esta penosa cifra, uno de estos factores es la poca resistencia al impacto, de los elementos de protección personal, en este caso el casco.

Según el Instituto de Medicina Legal colombiana entre los años 2012 y 2017 fallecieron 17.891 motociclistas. Basados en las estadísticas de accidentalidad en motocicleta, el Gobierno Nacional tomó la decisión de implementar unas medidas de seguridad orientadas a generar una disminución en las cifras de mortandad, especialmente por trauma craneoencefálico en los conductores de motocicleta.

El desarrollo del reglamento técnico tiene como objetivo establecer medidas para proteger la vida de las personas, exigiendo requisitos técnicos de desempeño y seguridad que deben cumplir los cascos protectores, para los conductores y acompañantes de motocicletas, motocarros sin cabina, ciclomotores, cuatrimotos y motocicletas con sidecar, destinados a circular por las vías públicas o privadas del país.

¿Cómo va el reglamento?
Este reglamento técnico jurídico velará y por la certificación de uno de los elementos de seguridad más vitales para el motociclista como lo es el casco, con esta resolución se espera reglamentar la fabricación y comercialización de cascos para motociclistas en el país, en la cual adoptaría los estándares de calidad americano (FMVSS 218) y europeo (UNECE R22-05) para el desarrollo del reglamento.

Esta nueva reglamentación busca actualizar la norma técnica colombiana NTC 4533 “cascos protectores y sus visores para conductores y acompañantes de motocicletas, motociclos y motocarros”, esta labor la adelanto ICONTEC y como resultado se obtuvo la versión NTC 4533-2017, basada en el reglamento número 22 de la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas (CEPE/ONU); así la norma técnica mencionada es una de las referencias base del reglamento técnico, atendiendo lo dispuesto por el artículo 2.2.1.7.5.2 del Decreto 1074 de 2015, como norma técnica nacional armonizada con norma técnica internacional.

De acuerdo con la propuesta de la resolución, dentro del capítulo de obligatoriedad aparece que los cascos que se comercialicen en Colombia deberán tener una etiqueta en el que referencie nombre y talla del producto, país de origen, indicación del reglamento estándar que cumple, nombre del fabricante y número de lote o fecha de producción.

La resolución también hace algunas exclusiones que se deben tener en cuenta a la hora de aplicar la norma, esto se refiere a los “cascos de usos industrial, los utilizados en la operación de maquinaria industrial no destinada a circular habitualmente por las vías públicas, como cascos de bicicletas y vehículos de impulso humano, así como productos para exportación o que estén en tránsito con destino fuera de Colombia se acreditarán de acuerdo con la norma aduanera vigente.”

En cuanto al plazo para el uso del casco bajo reglamento técnico, la resolución menciona que “transcurridos dos años contados a partir de la entrada en vigencia del reglamento, todo conductor y ocupante de motocicletas, motocicletas con sidecar, vehículos a motor de tres ruedas descubiertos, ciclomotores, cuatrimotos y similares destinados a circular por las vías públicas o privadas que estén abiertas al público, deberán hacer uso de casco que satisfaga las condiciones del mismo.”

Dentro del asunto de vigilancia y control no se permitirá la importación o comercialización dentro del territorio colombiano de los productos que trata la resolución, si no cumplen con los requisitos establecidos de tal forma, la autoridad competente podrá solicitar en cualquier momento, el certificado de conformidad de producto que demuestre el cumplimiento de los requisitos establecidos en el reglamento técnico.

La responsabilidad compartida entre fabricantes, comercializadores, importadores y organismo de certificación, será el punto de partida para que los objetivos planteados en la nueva resolución concluyan como un acierto de las nuevas normas, donde implica que los motociclistas tendrían que usar cascos con caracterizas técnicas para cada uno de sus componentes, como la visión periférica, el ángulo de la coraza del casco, la apertura del visor, la resistencia de este a los rasguños, la capacidad de absorción de impactos y su rigidez, entre otras. Todas las cualidades técnicas del casco serán evaluadas y certificadas por un laboratorio acreditado para tales efectos.

Actualmente si un motociclista va a comprar un casco, debe fijarse si cumple con la certificación de la norma 4533-2017 y próximamente la resolución que se espera salga en el transcurso del año. Incluso el precio puede ser un factor fundamental a la hora de la compra, pues un casco certificado puede estar por encima de los trescientos mil pesos.

El Ministerio de Transporte y la Agencia Nacional de Seguridad Vial, le apuestan a esta nueva reglamentación técnica del casco, para disminuir la muerte de motociclistas y acompañantes, por traumas craneoencefálicos, que abarca el mayor porcentaje de defunciones en accidentes de motocicleta.

Tomado de: https://www.revistaautocrash.com/asi-va-reglamento-del-casco/